Dos Esferas: La Cuarta Expedición (Yah y los Cadetes del Espacio nº 4)

Dos Esferas: La Cuarta Expedición (Yah y los Cadetes del Espacio nº 4)

Titulo del libro: Dos Esferas: La Cuarta Expedición (Yah y los Cadetes del Espacio nº 4)

Fecha de lanzamiento: November 8, 2015

Editor: TT&T Publishers

Dos Esferas: La Cuarta Expedición (Yah y los Cadetes del Espacio nº 4) está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Descargar PDF Leer on-line

Dos Esferas: La Cuarta Expedición (Yah y los Cadetes del Espacio nº 4)

La Cuarta Expedición comienza cuando Ada les revela a sus compañeros que Erlakee compartirá su cuarto en la clínica donde recibe tratamientos para su Sivape. Después, se les informa a los cadetes las metas de la misión: Cerciorarse de que el daño sufrido por AcuaTerra no impida el desarrollo de la vegetación; determinar el paradero de sus dos lunas, y medir la órbita exacta de AcuaTerra alrededor de su estrella.
Durante su viaje al planeta, los cadetes visitan Verádrix, un planeta con atmósfera tóxica y explosiva y muchos misterios donde se hallaron estructuras que ocultan mensajes crípticos que necesitan descifrarse, uno decía: «Escuchen el crujido de la hojarasca producido por la brisa».
Obtienen dos poderes ‘exclusivos’ antes de su siguiente parada, que es en el planeta Rensekal. Allí, conocen al general Colpan y aprenden maniobras de escape. Colpan les regala silbatos que producen Señales de Prioridad Cumbre.
Dos sucesos importantes ocurren mientras los cadetes viajan hacia AcuaTerra: Primero, los tenientes generales Yalert y Dirah (enemigos del imperio) continúan su misión de alcanzar el objeto expulsado desde la Audaz en una expedición previa. Y segundo, se realiza una reunión ‘secreta’ donde un misterioso ser llamado el barón Uzbel dice ser el jefe de una gran conspiración contra el imperio de Annur. Una agente de nombre Randora ayudará a Erlakee a provocar un pandemonio en AcuaTerra.
D’Nor y Kuln les revelan a los cadetes la existencia de infusores y amplificadores de vida a bordo de la Audaz y que se necesitan para inseminar el planeta.
Los cadetes visitan el planeta Tregf en el que practican la forma de dejar caer los infusores y amplificadores antes de hacerlo de verdad en AcuaTerra. Durante su viaje de retorno, los exploradores se encuentran con una nave espacial a la deriva.
Tan pronto regresan por el agujero de gusano Eanono, el barón Uzbel le envía un mensaje ordenándole a Randora que, junto con Erlakee, comience el pandemonio.
Los cadetes comienzan a dudar las razones para sus misiones pues piensan que en el futuro habrá una gran lucha y se lamentan de no haber protegido a AcuaTerra adecuadamente. Ahora piensan que sus enemigos atacarán el planeta y para ello envían centinelas a vigilarlo. La Cuarta Expedición termina cuando el sistema les informa a los cadetes que los centinelas fueron desviados con gran sagacidad…